5 claves para mejorar la comunicación en tu equipo - María del Olmo

5 claves para mejorar la comunicación en tu equipo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email

¿Cuántas veces has planeado cómo debes comunicarte con tus clientes? Has pensado con qué frecuencia te comunicarás, cuál será el tono de voz, qué canales de comunicación utilizarás…

Seguramente, muchas o, al menos, unas cuantas.  

Bien. Ahora piensa: ¿cuántas veces has hecho lo mismo, pero centrándote en cómo debe ser la comunicación con tu equipo?

Seguramente, muchas menos. 

Y es que, a menudo, buscamos tiempo y recursos para determinar cómo debemos comunicarnos con nuestros clientes y no pensamos estrategias para mejorar la comunicación con nuestro propio equipo. Nuestro mayor activo. La tripulación del barco que debemos mimar para llegar a buen puerto.

¿A ti también te pasa?

Si es así, baby, no te agobies. Tiene solución. Por ello, en este artículo te explico las cinco claves que debes tener en cuenta para mejorar la comunicación con tu equipo y potenciar sus fortalezas. 

Nunca, nunca olvides que, con una buena comunicación, tu equipo intercambiará conocimiento y opiniones, se coordinará mejor y obtendrá mejores resultados en la toma de decisiones. 

¿Empezamos?

1. Reconocimiento. Autoestima.

Necesitamos que todos los miembros del equipo se sientan parte de él. ¿Por qué?

Porque una de las barreras de la comunicación es la actitud defensiva y, para evitarlo, debemos trabajar el reconocimiento mutuo. 

¿En qué destaca uno y en qué es bueno el otro?

Si trabajas el reconocimiento mutuo y refuerzas la autoestima de tu equipo alentándola y estimulándola durante el trabajo, reducirás los conflictos y obtendrás mejores resultados.

¿A quién no le gusta que le digan lo bien que lo ha hecho?

2. Confianza, dentro y fuera del trabajo.

Otro pilar fundamental que trabajamos en los equipos de organizaciones es la confianza. ¿Por qué?

Para que haya buena comunicación necesitamos empatía. Tenemos que comprendernos unos a otros y tomar conciencia que cada uno es diferente, ni mejor ni peor.

Si quieres llegar lejos, debes generar confianza entre los miembros del equipo y fomentar la empatía. La confianza entre los miembros de un equipo es básica para que los proyectos salgan adelante.

Y esto, Maria, ¿cómo se consigue?

Busca espacios más informales en los que abordar temas fuera del ámbito laboral para que tu equipo cree relaciones más allá de las paredes de la oficina.

3. Un equipo que acepta las críticas.

La aceptación de las críticas – constructivas eso sí – es clave para una buena comunicación del equipo.

Si consigues que los miembros de tu equipo se sientan seguros y confiados, es más fácil que puedan encajar las críticas de los demás, las pongan en perspectiva y aprendan de ellas.

Ahora bien, las críticas siempre deben tener una utilidad y hacerse de forma constructiva. Así que, antes de hacer una crítica, pregúntate si va a servir de algo y si es necesario hacerla. Si la respuesta es sí, busca la forma de hacerla sin herir a la otra persona o sin que pierda su prestigio.

Eso sí, siempre, siempre, siempre es mejor hacer las críticas en privado. No queremos que la otra persona se sienta atacada delante del resto del equipo y que empiecen los murmullos. El orgullo herido es traidor.

4. Comunicación en positivo.

Huye de hablar de lo que carecemos, lo que no hemos conseguido o lo que no será posible. Y busca la forma de hablar de aquello que tenemos, de lo que hemos conseguido y de lo que sí es posible.

Comunica SIEMPRE en positivo.

Desde la psicología, muchos estudios avalan que el refuerzo siempre es más útil y da mejor resultado que el castigo. Así que, lidera a tu equipo con una comunicación positiva que les recuerde lo que son capaces de hacer.

Y es que, un equipo empoderado es un equipo implicado. ¿Quieres que sea el tuyo?

5. Crea identidad.

Este es uno de los grandes desafíos de la dirección de equipos: cómo convertir grupos de personas desconectadas en equipos con identidad y con un objetivo común.

Si creas identidad de equipo, los integrantes están implicados y se sienten parte de algo más que un proyecto. Se dejan atrás las actitudes individuales, los “yo he hecho mi parte” y los “no es mi problema”.

Un equipo responde como equipo. Se hace responsable de los errores como equipo y celebra las victorias como equipo.

Pero, ¿cómo se hace?

Te doy tres consejos:

  • Ten bien claros los valores, la visión y la misión de la empresa y consigue que cada miembro del equipo los adopte y se sienta especial por formar parte del grupo. Si un miembro del equipo ve los objetivos como propios, estará mucho más implicado que el que trabaja sin una motivación.
  • Utiliza palabras y frases que os identifiquen como equipo y que motiven a cada uno de sus integrantes. 
  • Realiza actividades conjuntas e involucra a todo el equipo. Los talleres o formaciones sirven para mantenerlos motivados y ayudan a crear relaciones entre ellos.

Todo esto hará que el equipo colabore, se esfuerce, tome decisiones conjuntas, vaya hacia un objetivo común y, en definitiva, funcione. Ahora bien, fomenta la identidad de equipo sin suprimir esas valiosas diferencias que hacen único a cada miembro. No queremos clones.

Como ya has visto, una comunicación fluida es esencial para lograr un equipo empoderado.

Ahora que te he contado las 5 claves para mejorar la comunicación con tu equipo, toca ponerlas en práctica para saber si tu tripulación está en el barco correcto y juntos llegar a buen puerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ha gustado este artículo?

Apúntate a mi newsletter para no perderte ninguno. Suelo publicar dos o tres artículos al mes, todos con el objetivo de ayudarte a brillar a través de la comunicación, con herramientas que tú posees, pero a las que todavía no sabes cómo sacarles el mayor provecho.

María del Olmo será responsable por tus datos, se enviarán a Mailchimp para enviar boletines con información, novedades, promoción de productos y/o servicios propios o de terceros afiliados quienes me aseguran cuidar tus datos personales, no cederlos a nadie, y respetar todos tus derechos. Podrás darte de baja en cualquier momento y ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en la política de privacidad.

Ir arriba